La empresa de alquiler de vehículos Sixt Rent a Car amplia su gama de vehículos de alquiler incorporando una gran flota de coches eléctricos.

Para gestionar la recarga de todos los vehículos ubicados en diferentes lugares de Europa Sixt Rent a Car busca una compañía que pueda ofrecerle la posibilidad de gestionar todos los puntos desde varias oficinas, de forma segura, estable y con múltiples usuarios.

Además, para fidelizar a sus clientes, quiere que dicha plataforma cuente con aplicaciones móviles que faciliten a sus usuarios de vehículos de alquiler la localización y transacciones necesarias para la recarga en otros puntos de la red viaria.

Por otro lado la compañía, consciente que no pretende tener personal dedicado al mantenimiento de los puntos de recarga, solicita que los puntos puedan autodiagnosticarse e incluso llegar a reiniciarse en tiempo real desde cualquiera de sus instalaciones o desde la central.

Una vez presentada la propuesta y afinados los matices Sixt Rent a Car llega a un acuerdo con EVcharge para la gestión de todas sus redes de recarga. Este proceso de implantación se va realizando conforme la compañía sigue aumentando la flota eléctrica y EVcharge es la plataforma ideal dada su versatilidad y escalabilidad.